La prevención y mantenimiento de edificios es de vital importancia, puesto que significa la conservación y cuidado de las instalaciones, para que puedan perdurar por mucho más tiempo.

Sin embargo, hay otros motivos que también resaltan la importancia de un buen mantenimiento de edificios y que está relacionada con la salud y tranquilidad de las personas que trabajan en estos recintos. Conozcamos estas razones.

Mantenimiento es salud

Un edificio que no está limpio, hace posible la proliferación de plagas de insectos y roedores, los cuales son transmisores de enfermedades. La suciedad también provoca el aumento de bacterias y microorganismos que pueden infectar los sistemas de refrigeración y calefacción, siendo causa de alergias y otras afecciones.

Mantenimiento es continuidad del negocio

La falta de limpieza y revisión de las instalaciones en un edificio puede provocar averías en las maquinarias o aparatos, con el riesgo de detener las actividades productivas o comerciales que se realizan en ellas.

 

Mantenimiento es seguridad

La falta de control y revisiones puede disminuir la seguridad en las instalaciones, incluso, pueden volverse peligrosas en su uso. Esto puede generar denuncias o hasta demandas judiciales.

continuidad en el negocio

 

Mantenimiento es imagen positiva

La estética de un edificio puede hablar bien o mal de los propietarios o empresas que tienen allí sus oficinas. Hay que tener en cuenta que “todo entra por la vista”. Una buena imagen repercutirá positivamente en la marca de su empresa.

Mantenimiento es buena inversión

Un presupuesto dedicado al mantenimiento de edificios, evitará sorpresas inesperadas, las cuales pueden ser costosas. De esa manera, se ahorrará en reparaciones o refacciones de gran envergadura. Incluso, las tareas de mantenimiento son muchas veces necesarias para contar con las coberturas de seguros.

Es importante saber que, si las tareas de control y mantenimiento no son llevadas de forma correcta, la vida del edificio se puede acortar considerablemente. A través de la prevención permanente se puede garantizar el buen funcionamiento de estos recintos empresariales.

 

Escribe un comentario