¿Sabías que la calidad del aire y la temperatura de los ambientes laborales pueden afectar la productividad de los colaboradores? Para controlar los dos problemas anteriores existe lo que se conoce como el sistema HVAC. Este proporciona a las personas aire apto para la respiración, además de la temperatura y la humedad adecuadas para su desempeño en las oficinas.

La calidad del aire influye en la productividad

Se denomina HVAC al sistema de ventilación, calefacción y aire acondicionado (HVAC, por sus siglas en inglés de Heating, Ventilating and Air Conditioning). Para los empleados una temperatura incómoda, dentro de las oficinas, es considerada un distractor. Como tal, interfiere con su productividad. Si a esto se suma un alto grado de humedad, así como una mayor impureza del aire, no solo se ve afectado el rendimiento, sino hasta las funciones cognitivas de los mismos. Esto último, disminuye, especialmente, la calidad del trabajo del equipo.

equipo aire acondicionado

Sistema HVAC

La mala calidad del aire que se evita con este sistema HVAC contribuye a la productividad del equipo de trabajo. Esto último se justifica en que los ambientes tóxicos pueden ocasionar la aparición de alergias o enfermedades a corto plazo que pueden agravarse por la continua exposición, afectando a las personas.

Asimismo, se sabe que el rendimiento de las personas disminuye si se trabaja a 15° o a 30° C. Algunas investigaciones han concordado en que la temperatura recomendada para laborar se encontraría entre los 16° y los 24°C.

equipo de trabajo

Cómo evitar los problemas de aire, humedad y temperatura en oficinas

En vista en que los factores como la humedad perjudica el ritmo laboral y la salud, lo que se recomienda es mejorar la ventilación de la empresa. Los sistemas HVAC son la mejor solución a este problema. Si se lo observa como un sistema de calefacción (aunque es mucho más), sirve inicialmente para solucionar las molestias de calor en el verano y del frío en el invierno, dando la temperatura ideal en los interiores de las oficinas.

sistemas HVAC equipo

Sumados al beneficio anterior, también mejora la tasa de humedad y la purificación del aire. Pese a que un sistema HVAC resulta eficiente para las empresas, es importante siempre contar con profesionales certificados para su instalación. Estos podrán establecer la potencia frigorífica ideal, así como una eficiente distribución del aire según el tipo de ambiente en el que sea instalado.

Es importante, además, para mejorar el rendimiento del sistema HVAC, que este reciba mantenimiento periódico, según la normativa actual. Si lo anterior no sucede, el fin principal del sistema HVAC no sería aprovechado en su totalidad.

cta-somos-expertos-en-aire-acondicionado-y-calefaccion

Escribe un comentario